Dr. Driving

Dr. Driving Free Version

Doctor, conducir no me sienta bien

Cuando era pequeño, tenía un juego de conducción llamado Tomy Turnin' Turbo Dashboard. Estaba formado por un volante y una colección de luces que representaban mi coche, árboles y el tráfico. Solo tenía que evitar los obstáculos y un contador físico iba mostrando mi puntuación. No era divertido. Dr. Driving es igual, solo que 30 años después y peor. Mucho peor. Ver descripción completa

PROS

  • Tiene un punto cómico

CONTRAS

  • Controles malísimos
  • No hay sonidos ni efectos que se correspondan con lo que pasa en pantalla
  • Gráficos horribles y repetitivos

Mejorable
-

Cuando era pequeño, tenía un juego de conducción llamado Tomy Turnin' Turbo Dashboard. Estaba formado por un volante y una colección de luces que representaban mi coche, árboles y el tráfico. Solo tenía que evitar los obstáculos y un contador físico iba mostrando mi puntuación. No era divertido. Dr. Driving es igual, solo que 30 años después y peor. Mucho peor.

Sin emoción alguna

El único objetivo de Dr. Driving es conducir por una carretera recta y evitar el tráfico (que siempre parece dirigirse hacia ti) para llegar a una destinación desconocida. Cuando llegas a la meta invisible, lo único que recibes son unas palmaditas en la espalda y el cruel proceso vuelve a empezar.

No hay quien lo controle

Un volante en la pantalla dirige el coche por la carretera hacia su objetivo. El problema es que es tan pequeño que se hace tremendamente difícil controlarlo. Si intentas mover el volante hacia la izquierda, a menudo solo puedes girarlo un cuarto de lo que lo quisieras mover y hace que todos los desplazamientos sean casi dolorosos. Por suerte, el tráfico es tan esporádico que casi nunca te tienes que moverte mucho ni muy lejos para llegar sano y salvo a la misteriosa destinación. Ah, y hay un pedal de freno, pero nunca he tenido motivos para usarlo.

Un mal trabajo de chapa y pintura

Visualmente, Dr. Driving es bastante básico. El coche acelera por una carretera recta entre árboles y edificios que van pasando y se va repitiendo. De vez en cuando te encuentras con otros coches que van hacia ti (no importa el lado de la carretera en el que estés, los vehículos parece que se quieran estampar contra ti). Los choques te quitan tiempo (y posiblemente no te permitan llegar al final en el tiempo límite), pero no tienes una sensación de impacto. No hay efectos visuales ni de sonido, así que te enteras que te has chocado porque el otro coche sale disparado en dirección contraria. Es cómico, pero no está muy bien.

Se han perdido por el camino

Aunque esté inspirado en juegos de arcade clásicos, la falta de velocidad, de obstáculos y de diversidad de carreteras en el camino hacia un objetivo desconocido hace que a Dr. Driving le falte un poco de drama y de entretenimiento.

Dr. Driving

Descargar

Dr. Driving Free Version